Mi empresa confía en mí, y yo en ella: trabajo desde casa

0
270
Persona trabajando desde casa

Lo escribo y lo digo por ser así, pues la confianza hace que nuestro equipo crezca no solo profesionalmente, sino también como personas.

Una de las muestras de confianza hacía nuestros empleados es el ofrecer la posibilidad del trabajo a distancia, siendo un beneficio recíproco:

Como empresa lograremos una implicación mayor de nuestros trabajadores, una relación estable, basada en esta confianza, y que nos permitirá que podamos solicitar su colaboración sin imponerla, sino que fluya como entre amigos.

Este trabajador verá como su concentración aumenta y se agiliza su trabajo, permitiendo a la vez compaginar temas personales  (llevar los niños al colegio, médicos…) y no perder tiempos en desplazamientos a la oficina.

Si compaginamos el trabajo desde casa con ir algún día al despacho podremos ver como los resultados son positivos, al tener estas dos opciones para organizarnos. Eso sí, cada puesto de trabajo es diferente, debemos estudiarlo, ver las diferentes opciones, pero os animo a un análisis para poder ofrecer esta opción a vuestro personal.

“Lo peor es educar por métodos, basados en el temor, la fuerza, la autoridad, porque se destruye la sinceridad y la confianza, y sólo se consigue una falsa sumisión”.

Albert Einstein

Deja un comentario