Innovar (Parte 1)

0
44
innovacion en la administración de fincas

He revisado mis anotaciones de una conferencia que di, sobre Innovación, y siguen plenamente vigentes. Tengo que insistir, para que el administrador de fincas tome conciencia de que ha de innovar desde el punto de vista tecnológico, con el objetivo de mejorar los servicios que presta. Y, por otro lado, que lo puede conseguir, en algunos casos, sin grandes inversiones. Ya que los capitales de la puesta en marcha de soluciones como las que indico, pueden representar ahorros importantes, de cerca del 30% el primer año, y un retorno de la inversión muy rápido, en menos de 6 meses.

Pero la innovación es algo subjetivo. Lo que para una empresa de administración de fincas es una novedad, para otra, es algo que ya tiene asumido e incorporado en sus procesos.

Qué es la innovación

Por ello, antes de comenzar, me gustaría definir la palabra INNOVACIÓN. 

Según el diccionario de la Real Academia de la Lengua, aparece con dos acepciones

1. f. Acción y efecto de innovar.

2. f. Creación o modificación de un producto, y su introducción en un mercado.

Esta última es la más similar a la definición de innovación tecnológica que define el Manual de Oslo de 1997, revisado en años posteriores Este manual es una publicación de la OCDE (Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico) con el título “Medición de las Actividades Científicas y Tecnológicas. Directrices propuestas para recabar e interpretar datos de la innovación tecnológica: Manual Oslo”.

“Innovar es utilizar el conocimiento, y generarlo si es necesario, para crear nuevos productos, servicios o procesos, que son nuevos para la empresa, o mejorar los ya existentes, consiguiendo con ello tener éxito en el mercado.”

Innovar en el momento actual

De todos es conocida, la situación actual en la que nos encontramos, un sector al que nos dirigimos en fase recesiva o de mantenimiento estancando, un fuerte aumento de la competencia, un cambio en el comportamiento de nuestros clientes, que va evolucionando hacia canales digitales, y que nos está obligando a plantearnos una importante transformación a la vez que buscamos la automatización y la eficacia en los procesos para ganar en rapidez de respuesta.

Ahora no parece el mejor momento para hacer una transformación. Los ingresos están cayendo y dar un paso de estas características puede suponer en ocasiones, un desembolso muchas veces nada despreciable. 

Sin embargo, es evidente que, si las empresas de administración de fincas no emprenden suficientes tareas de innovación, pueden estancarse e incluso ser arrolladas por los competidores.

Desgraciadamente, el mayor problema ante el que nos encontramos, y que detectamos en nuestra actividad de consultoría, es que, para los administradores de fincas de estas empresas, estas tareas de innovación las suelen clasificar como “importantes”, pero “no urgentes”, y generalmente son tareas que se dejan a un lado para cuando haya tiempo suficiente. Pero muchas veces nos vemos forzados por la propia demanda de nuestros clientes, que tienen unas expectativas a un nivel muy superior del que disponemos.

Todos somos conscientes de que las empresas de administración de fincas necesitan tener una mayor competitividad, y la pueden obtener gracias a su capacidad de diferenciación, que las puede llevar a la búsqueda de nuevos mercados, a la innovación, o a la variación en la manera en la que presta sus servicios.

En un momento como el actual, en las empresas de Administración de Fincas, es muy importante la automatización de ciertos procesos, mejorando la competitividad y los servicios, pues la automatización permite reducir costes, mejorar la calidad, disminuir errores en algunas de las labores repetitivas, y permite a la empresa destinar personal a otros trabajos con valor añadido, especialmente la atención a Clientes y la comercialización de nuevos servicios.

Deja un comentario