Formas de liderazgo

0
237

Las empresas y en particular las de administración de fincas e inmobiliarias, nos hemos tenido que movilizar y responder a la situación en la que nos encontramos, ya que nunca habíamos vivido una situación como la actual.

Son momentos de incertidumbre, algunas empresas no lo están pasando nada bien. En ocasiones como esta tenemos que liderar echando mano de nuestros conocimientos y de otras experiencias, para poder dirigir. 

Nos hemos encontrado buscando alternativas para dejar de hacer las cosas que hacíamos hace unas semanas. En estos días estamos tomando decisiones muy importantes y que, en función de cada una de ellos, tendrán su trascendencia a corto, a medio y a largo plazo. Desde cierres de la actividad y/o la puesta en marcha de un ERTE, solicitudes de ayuda financiera ICO, gestión de sus equipos, etc.

Cuestión de liderazgo

En una época como la actual en la que hay que hacer frente a una crisis como la que estamos viviendo, me he planteado ¿qué tipo de líder se requiere para afrontarla?

He rebuscado entre mis apuntes y notas sobre temas de liderazgo, y en algún momento anoté que había seis tipos de liderazgo y su resonancia en la empresa, el efecto que ocasionan sobre el clima laboral y en qué momento debe ser aplicado de forma adecuada.

  1. El líder Visionario o Autoritario, hace avanzar al equipo hacia los sueños compartidos. 
  2. El Coach, vincula lo que quieren las personas con los objetivos del equipo
  3. El Conciliador, crea armonía al conectar a los individuos entre sí.
  4. El Democrático, valora la aportación de los demás y consigue el compromiso gracias a la participación.
  5. El Ejemplarizante, marca objetivos estimulantes y apasionantes.
  6. El Dominante o Coercitivo, alivia los miedos al ofrecer un rumbo claro en la emergencia.

En cuanto al clima laboral que consiguen, los lideres del grupo 1, lo consiguen tremendamente positivo, muy positivo los lideres del grupo 2, y los grupos 3 y 4, consiguen un clima positivo. En cuanto a los lideres de los grupos 5 y 6, es a menudo negativo porque no se aplican adecuadamente o se emplean mal.

¿En qué momento es de aplicación cada liderazgo?

Cuando el cambio requiere una nueva visión o cuando hace falta un cambio de rumbo claro, se requiere un líder del grupo1. Si lo que hace falta es ayudar a una persona del equipo a contribuir con mayor eficacia al grupo, debe ser un líder del grupo 2. Si lo que se requiere es corregir desavenencias en el equipo, motivarlo en momento de éxito o reforzar conexiones, estamos hablando de un líder del grupo 3. El líder del grupo 4, será necesario para crear consensos y obtener valiosas aportaciones de los miembros del equipo. En cambio, cuando hay que obtener resultados de alta calidad de un equipo motivado y competente, deberemos ser un líder del grupo 5. Y en momentos de crisis, cuando hace falta un cambio radical, se necesita ser un líder del grupo 6.

Que cada uno saque sus conclusiones. Desde mi punto de vista, en el día a día, hay que ser un poco de todos incidiendo en potenciar uno u otro dependiendo de las circunstancias.  Debemos transmitir tranquilidad, confianza y control de la situación.

Deja un comentario